Huracán Dorian. 1 de Septiembre de 2019


Indicaba en el apunte anterior que se avecinaba un final de 2019 «mojado y movido». Ha llegado Dorian y seguro que vendrán más.
Comentaba a un interlocutor que si se producía un huracán de nivel 5 azotando la península de la baja California, tendría un terremoto de nivel elevado en la zona de los Ángeles. Con el Dorian no lo tengo claro ya que la zona Este de EE.UU. no es una zona de subsuelo con alta densidad, por lo tanto no sabría decir lo que pueda ocurrir.

Dorian tiene la variable «Intensidad – tiempo» muy alta, es decir, tiene el más alto nivel y se desplaza muy lentamente, lo cual va a facilitar que la Tierra acumule un alto nivel de ENERGÍA.
Es probable que de lugar a terremotos en la unión de la península de la Florida con el continente americano, la zona de Jacksonville. Si no se libera esa energía, poco a poco, en una semana, podríamos temer, en las próximas semanas, un terremoto de mayores proporciones en la Costa Oeste.
La costa Oeste es una zona con el subsuelo de alta densidad, poco permeable a la liberación de energía, por lo que motiva unos terremotos de un nivel más alto.
Estaremos expectantes al desarrollo del huracán Dorian en los próximos días…. y sus consecuencias.